Dulce

Dulce

22 de enero de 2009

Mi tabla de Windsurf

Hay dos formas de vivir tu vida.
Una es pensar que nada es un milagro.
La otra es pensar que todo es un milagro.


Solo por vivir ahora mismo,
estoy viviendo un milagro.

****************************************************

La vida es un jodido mar, donde se ve el principio pero no el fin y los sentimientos.., son olas gigantescas, que te llevan de aquí para allá sin previo aviso, y en muchos de los casos nos dejan devastados.., ante tal acción, lo que tenemos que hacer es coger una tabla y deslizarnos por encima de todas las olas gigantescas.


Hace un tiempo aprendí Windsurf, y desde entonces "intento" deslizarme encima de todas las olas gigantescas .., y aunque en más de una ocasión me he caído no me canso, ni me cansaré de subirme una vez más en mi tabla de Windsurf, y seguir deslizándome en olas de 7 u 8 metros.

¿Os apuntáis para hacer Windsurf?

7 comentarios:

^lunatika que entiende^ dijo...

Con una maestra como tú, ¡por supuesto que me apunto! ;)

Gracias.

Un beso!

pekeña dijo...

me agrado la frase, ceo que tiene razón

y yo si me apunto!!

me agrada mucho esa idea de ser windsurf

saluditos!!

letyk dijo...

Es lo que necesito en estos momentos, esa tabla que me haga deslizarme por las gigantescas olas...

cuando empezamos???

saludos

ordago13 dijo...

me temo que yo de windsurf se poco...


tienes un muy interesante blog

Francisco José Peña Rodríguez dijo...

Gracias por tu visita. Tu Blog es muy muy interesante, por lo que no dejaré de pasar por aquí. Francisco

Estela dijo...

yo lo del Windsrf no es para mi y eso que soy marinera me encanta el mar,pero solo mirarlo me da paz, preciosa frases, siempre nos enseñan cosas.Saludos.

MARIO ALONSO dijo...

Hola... no sé cómo he llegado aquí, pero me alegro mucho.

Hoy, tal vez más que nunca en mi vida, necesito aprender windsurf. Hoy amanezco hundido y devastado, no tengo fuerzas apenas para mantenerme en pie... y no encuentro un punto de apoyo donde impulsarme para remontar el vuelo.

Me siento muy solo y sin ánimo siquiera para luchar.

Pero lo intentaré... no sé cómo, pero lo intentaré.