Dulce

Dulce

6 de noviembre de 2009

Una vista desde la Maresme

Se hizo la noche,
en ese enamoradizo lugar,
llamado Maresme,
mientras las estrellas,
se fundían con en ese astro lunar,
que nos ilumina cada noche,
una nueva sonrisa aparecía de nuevo.

Esa es la sonrisa que yo quisiera en mí,
sonrisa que desprende una luz inigualable,
sincera, honesta,
y ante todo dulce.

Cada vez que irrumpe por estos lares,
deja anonadad@ a tutiplen,
con su peculiar pregunta,
"¿Una sonrisa es suficiente?"

¡FELICIDADES PRECIOSAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!,



Sigue desprendiendo esa vitalidad como hasta ahora!!!

Muakssss!!!

2 comentarios:

alma máter dijo...

¡¡Qué buen regalo!!! La va a encantar.

Eres un sol.

Un besote y buen finde!!!

una sonrisa dijo...

Jooooooo, si te tengo cerca te daria un achuchon de esos que dejan sin respiraciónnnnnn!!!!!!!
Graciassssssss, graciasssssss un besote enormeeeeeeeeeee!!!!
Snif sniffff
me ha encantado, eres genial!!!
besitossssssssssssssssssssss