Dulce

Dulce

30 de abril de 2009

Ensayo XIII

Cerré la puerta dejando atrás esos momentos mágicos,

momentos imperturbables y únicos.


Cerré la puerta dejando entrar a la ausencia,

esa sensación tan odiosa como perturbable,

partiéndose mi corazón en mil trozos,

pues dejo ausente a mis estrellas y arcó iris.


Esas estrellas que aun estando a mil años,

las siento tan cerca que no noto la distancia,

esos arcó iris que iluminan día a día el sendero,

llamado Vida..




PD. Pasadlo muy bien estos días,¿vale? y ¡TENED CUIDAICO!!! lo que salís de viaje,os quiero ¡enteros!!! Y de nuevo felicidades a todas las MAMÍS!!!!!

29 de abril de 2009

¡Hoy solo por ellas!

Acercándose el día 3 de Mayo, día de todas las madres, quiero dedicarle este post, a todas esas personas denominadas “madres” que en el día a día nos demuestran cariño,afecto y aunque falta unos días, nunca esta de más hacerle su merecido post.



¡Hoy solo por ellas!



Tus brazos siempre se abrían cuando quería un abrazo,

tu corazón comprendía cuando necesitaba una amiga,

tus ojos tiernos se endurecían cuando me hacía falta una lección,

tu fuerza y tu amor me guiaron, y me dieron alas para volar.


Eres la única persona del mundo que siempre está, de forma incondicional.,

si te rechazo, me perdonas. Si me equivoco, me acoges,

si los demás no pueden conmigo, me abres una puerta,

si estoy feliz, celebras conmigo,

si estoy triste, no sonríes hasta que me haces reír.


Una madre es capaz de dar todo sin recibir nada,

de querer con todo su corazón sin esperar nada a cambio,

de invertir todo en un proyecto sin medir la rentabilidad que le aporte su inversión,

una madre sigue teniendo confianza en sus hijos cuando todos los demás lo han perdido,


Gracias por ser mi madre.



Madre mía


madre de mi cielo,


podría darte una flor


pero es muy poco


para todo tu corazón


tendría que envolver el mundo


en papel de amor


para darle razón a la razón.





Y desde aquí felicito a:



Una sonrisa


Alma máter


Eva


Estela


Silvia



MH (No sabia que eras mamí!!!!!!!)


¡Y a todas las madres que se me puedan olvidar!





video

Una carta para la papelera

No se porque escribo esta carta, si al finalizarla acabará donde tiene que estar en la papelera, ese cajón multicolor que tengo en mi dormitorio y el cual utilizo para “tirar” todo lo que no me sirve o defectuoso. En todo caso ya que en más de una ocasión, te he nombrado brevemente en más de un escrito, creo que contando “nuestra” historia”, se puede juzgar si estuve en lo cierto o no.



Nos conocimos una tarde de Octubre de 2003, de la manera más inusual, hablando de política, ¡¡VALGAME DIOS!!! no llegamos a un buen puerto…, pues éramos dos polos opuesto en este tema. Aún así seguimos hablando de los demás temas, siempre que coincidamos en la Academia;



Al finalizar Noviembre, mientras tomábamos nuestro café diario..., te atreviste a decirme que como te encontrabas solo…, y yo estaba sola, que podíamos salir algún día para ir al cine y demás. Yo lo tomé como una locura, pues no teníamos “gustos” similares ni por asomo y te dije directamente “NO”…, tu no lo escuchaste y seguiste “insistiendo” hasta que conseguiste un “Vamos a Probar” y fue cuando comenzó esa historia.;



Recuerdo que los 3 meses primeros, estuviste muy atento, no querías que me faltara nada y hasta el momento fue bien; Pasados esos 3 meses.., salio una faceta “desconocida” en ti.., te gustaba “mirar” a las demás chicas y no contento con eso.., me referías que eran más guapas que yo… yo te dije ¿y que?..., ya sabes lo que tienes que hacer si te gusta esa chica, ¿no?.., a lo que tu respondiste con un silencio y un “tienes que aprender a compartir”;



Desde entonces aunque salíamos nada era igual, un interminable silencio, nos separaba pues sabia que si decía algo tu saltabas por otro lado, así que opté por callarme…



Con el paso del tiempo, aprendiste a “humillarme” tan solo con la mirada, a hacerme de lado, a irte de partidos de baloncesto y a la salida de estos, no pasar ni tan siquiera a verme, aún pasando a 100 metros de mi casa; O en otras ocasiones aún viviendo a 4 KM, preferías verme de sábado en sábado por no salir de casa.



Aún recuerdo levemente, que te encantaba “señalarme” lo que hacías y no hacías con tu ex, comparándome siempre con ella, hasta el punto de llamarme a veces con su nombre;



Por aquella época disfrutabas de la buena vida, ya que no trabajabas y aún así tenias para vivir. Te emocionaba “marcarme” que tu descansabas y dormías” mientras yo me mataba a trabajar.



Seguí a tu lado…, por rutina, hasta que me harte..., lo recuerdo perfectamente, era un 15 de Julio de 2005, estábamos en la playa, cuando sin venir a cuento se te ocurrió llamarme con mi segundo nombre, aún sabiendo que no solo me dolería si no a las personas que estaban a mi alrededor, cuando te llamaron la atención, tu única respuesta fue “Vete a la Mierda”, eso fue la gota que colmó el vaso. Te dije que hasta que había llegado, que ya no podía más y zanjé el tema añadiendo “Vale que pases una mala época, lo que no pretenderás que te mantenga si nos casamos, ¿no?, yo no me caso para mantener a nadie” fue la última vez que te vi;



Después de dejarte, me encontré hundida y desolada pues habías formado parte de mi vida, durante 1 año y poco más y me era muy duro, pero fue cuando un buen amigo entró en escena en primer plano, sacándome sonrisas, donde no las había y haciéndome “sentir” única entre todas las chicas.



Fue el encargado de enseñarme lo que es sentirse querida, pero sobre todo me enseño a querer de una manera única e intransferible ¿y sabes?, al día de hoy, es el encargado de que mi corazón “bombee” diariamente…;



Y ahora que he terminado, haré lo que tenia que haber echo desde un principio, tirar esta carta a la papelera, sin más preámbulos…





Tra-Tra..

28 de abril de 2009

Como cada día 12…;

Todavía falta unos cuantos días para que llegue el 12 de Mayo, pero quiero y deseo darte un pequeño homenaje, por tu dedicación, por quererme, por demostrarme que muchas veces el corazón ve mas allá, simplemente porque quiero;



Si cierro los ojos fuertemente aún recuerdo, aquel 27 de Junio de 2005, donde como otro día volvía de trabajar y enganchaba el emule para bajarme un par de canciones que me gustaban. Para matar el tiempo me metí en un foro de música y me deje llevar por todos los comentarios y consejos que había, hasta que me llamó la atención uno, sin querer “se abrió” una ventana “emergente” y empezamos a hablar.



A lo primero, recuerdo que como todo nos presentamos formalmente e iniciamos una conversación próxima a 6 horas sin intermitentes, para nuestra mala suerte llegó esa hora que te ibas y quedamos para el día siguiente. Y fue como empezó un espiral de conversaciones sin término. Nos lo contábamos todo, no teníamos secretos, llegó un momento en que no necesitábamos hablar para saber que nos pasaba algo;



Yo por aquella época estaba “emocionalmente” destruida, ya que a pesar de que tenía novio, me trataba como una….porquería, me aplastaba día a día mi autoestima. Desde que te enteraste de lo que estaba pasando me repetiste hasta la saciedad de que me merecía otra persona, que por mucho que lo quisiera no era plan estar así, me apoyaste en todo momento e incluso cuando desaparecí durante un mes, no dejaste de enviarme “mail” para ver como estaba e intentar animarme día a día..;



En las vacaciones de verano, tuve un peleón de mil pares de demonios, con el individuo y cansada de todo, le dejé. Desde entonces vi las cosas desde otra perspectiva y ahí estaba tú para sacarme sonrisas a ton y son. Poco a poco nuestras conversaciones se fueron alargando a casi todo el día, hasta que llegó el momento que nos parecía poco, y pasamos a hablar por teléfono, perdíamos la noción del tiempo...;



Llegó ese día que me hablaste de tus sentimientos, no podías más el amor que sentías por mí te desbordaba y ni corto ni perezoso se me declaraste. Me quedé atontada, no sabía que decir, por lo que decidí tomarme un par de días para “pensar” las cosas;



Tú te diste cuenta y me diste el tiempo oportuno, sin importarte el tiempo perdido. Yo volví y te planteé mis dudas, ya que entre otras cosas estaba “quemada” de las relaciones y no me fiaba de empezar una relación sin conocer a la persona, tu no dijiste nada, tan solo escuchabas, al finalizar de hablar, me dijiste..., “Mi amor, tenemos todo el tiempo del mundo y te haré ver lo mucho que te quiero día a día”.



Un día de Septiembre, exactamente el 12, como siempre salía de trabajar y antes de que me diera cuenta sonó el móvil, lo cogí y fue cuando oí “¿Qué hace lo más bonito de todo Granada?” y te respondí “Aquí saliendo de trabajar, ¿y tu que haces?...” después de un breve silencio me respondiste“¿yo? Ver la chica más preciosa que jamás haya visto”, yo me quedé atónica y viendo que me dejaste sin palabra, me dijiste que mirara a un lado. Y fue ahí cuando te vi salir de tu coche, cruzaste la calle y me plantaste un beso.



Nunca me habían dado tal sorpresa y eso me llego al corazón, después de pasear un rato por un parque, me paraste y me miraste fijamente, diciéndome hasta la saciedad, lo mucho que me querías y volviste a declararte. Fue entonces cuando comprendí que me querías y como no que ese sentimiento que yo había querido guardar, quería salir a flote, así que te dije que si, con la condición de que nos conociéramos un poco más.



Tu no dudaste en decirme que si, que teníamos todo el tiempo del mundo y desde entonces ha sido así;



Todos los 12 de cada mes, me sorprendes con un poema en mi móvil y en mi correo y eso me llega hasta lo más profundo de mi corazón.



Contigo he conocido lo que es “querer” a una persona hasta lo infinito, me has hecho ver las cosas de la vida de otra manera, pero sobre todo me has hecho sentirme querida, protegida, amada y para eso no hay oro en el mundo para pagarlo.



Y como cada 12 de cada mes..., espero con impaciencia e ilusión la llegada de ese 12 de Junio 2010, para comenzar una etapa nueva a tu lado...;




¡Te quiero Carlos!




TE QUIERO, esta palabra contiene toda mi vida


dicen que hay que adorar a DIOS


yo ya adoro a mi DIOS,


dicen que DIOS no hizo a nadie perfecto


se equivocan, la prueba eres tú.

¿"Quién empacó hoy tu paracaídas?".

Charles Plumb, era piloto de un bombardero en la guerra de Vietnam.



Después de muchas misiones de combate, su avión fue derribado por un misil.

Plumb se lanzó en paracaídas, fue capturado y pasó seis años en una prisión norvietnamita. A su regreso a Estados Unidos, daba conferencias relatando su odisea, y lo que aprendió en la prisión.



Un día estaba en un restaurante y un hombre lo saludó:



Le dijo "Hola, usted es Charles Plumb, era piloto en Vietnam y lo derribaron verdad?" "Y usted, ¿cómo sabe eso?", le preguntó Plumb.



"Porque yo empacaba su paracaídas. Parece que le funcionó bien, ¿verdad?"


Plumb casi se ahogó de sorpresa y con mucha gratitud le respondió.


"Claro que funcionó, si no hubiera funcionado, hoy yo no estaría aquí."


Estando solo Plumb no pudo dormir esa noche, meditando:


¿“Se preguntaba Cuántas veces vi en el portaviones a ese hombre y nunca le dije buenos días, yo era un arrogante piloto y él era un humilde marinero?"



Pensó también en las horas que ese marinero paso en las entrañas del barco enrollando los hilos de seda de cada paracaídas, teniendo en sus manos la vida de alguien que no conocía.



Ahora, Plumb comienza sus conferencias preguntándole a su audiencia:



¿"Quién empacó hoy tu paracaídas?".


Todos tenemos a alguien cuyo trabajo es importante para que nosotros podamos salir adelante. Uno necesita muchos paracaídas en el día: uno físico, uno emocional, uno mental y hasta uno espiritual.




Moraleja:



A veces, en los desafíos que la vida nos lanza a diario, perdemos de vista lo que es verdaderamente importante y las personas que nos salvan en el momento oportuno sin que se los pidamos. Dejamos de saludar, de dar las gracias, de felicitar a alguien , o aunque sea, decir algo amable sólo porque sí.



A veces las cosas mas importantes de la vida solo requieren de acciones sencillas

Solo una llamada, una sonrisa, un gracias, un Te Quiero.






Hoy me siento tan enamorada como el primer día,

donde contemplé por primera vez los reflejos,

los cuales detallaban cada perfección de su rostro.



Nunca había visto tal criatura tan perfecta,

era todo un esbozo de sonrisa y cariño.



Cada atardecer a su lado era un aire fresco,

una sensación sin igual algo realmente exótico,

perdía la noción de tiempo mirando esos soles,

que en más de una ocasión me eclipsaban,

como si de la luna se tratara.




Oh! Dulce criatura ¿Qué me haces?,

es verte y me empiezo a derretir,

como si de un helado se tratara.



Deja que mire por ultima vez esos soles,

antes de que me prives de un nuevo bronceado.

27 de abril de 2009

Locura III

Volviendo por el mismo camino de todos los lunes,

he observado lo realmente precioso que es paisaje.

ese paisaje que en mas de una ocasión,

me hace perder la noción de tiempo sin previo aviso.


Ese previo aviso que se encarga de hacerme sentir viva,

sin darme cuenta he llegado a una fatídica curva,

esa curva que ha hecho que mi coche se deslice,

hacia el lado contrario al correcto.


Curva que en más de una vez ha robado más de una sonrisa,

después de aspirar y ver que seguía con mi previo aviso,

he seguido deslizándome en cada una de las curvas,

hasta llegar a la recta infinita encargada de robar sueños y risas.


Y ha sido cuando me he dado cuenta que la vida,

es un espiral de curvas encargadas de enseñarnos tantas cosas.


Debemos de tomar las curvas de la vida suavemente,

y terminar acelerando poco a poco para no perder el control de nuestra vida.


Ey!..., curva endemoniada no te cierres tanto que pierdo una sonrisa,

en ningún caso me cierro, ¿no será que vas demasiado acelerada?,

-puede ser-le respondo cada vez que me encuentro con ella.


Déjate llevar por mi suave figura sin prisa pero sin pausa,

dejando que tus ruedas se adhieran poco a poco,

y verás que dulce puedo llegar a ser.