Dulce

Dulce

30 de enero de 2010

Tras una noche torrida..

Llega el mes de Febrero,
mientras la noche cae,
en unas tierras lejanas,
como cercanas,
cálidas como ardientes.

Y cuando a través,
de la oscuridad,
 cuando se difumina,
unas siluetas ardientes,
detrás de un aterciopelado biombo.

Una llamarada ardiente,
es el  color predominante,
de esas dos siluetas,
ardientes como fogosas,
lujuriosas como sensuales.

Sin nada que esconder,
se funden en una sola silueta,
saboreando cada recondito hueco,
perfilando cada ápice, cada gesto,
consiguiendo una vez más,
llegar al éxtasis supremo.

5 comentarios:

Winnie0 dijo...

En Febrero...se sigue viviendo...besos

DIAVOLO dijo...

¿Autobiográfico? ¡Enhorabuena! :)))

мιиι dijo...

Ays, que suerte, yo también quiero... ;)

Un besazo.

DAPHNE dijo...

Enhorabuena preciosa .
Besitos cielo.

la gata dijo...

Es tan bello fundirse en una sola silueta... Disfrútalo!!

Besos