Dulce

Dulce

14 de abril de 2010

Momentos de Locura II

"Más que una persona pareces un GPS andante" ó " Tienes una cámara de fotos por cerebro", son unas de las frases que más me definen según mi familia y amigos. La primera por la facilidad de moverme por terreno aún sin conocer o por aprenderme de memoria el recorrido aún habiendo ido solo una vez por ese terreno. El segundo porque recuerdo cada rostro, cada persona que ha pasado por mi vida, sin importarme el paso del tiempo.

Y fueron esas dos  frases que me acompañarón en esta Semana Sta., en un principio se presentaba una semana muy "aburrida" ya que no  me iba a dedicar a darle al Bombón y viajar sin parar, si no que me iba quedar en tierras granadinas. Después de pensarlo, decidí hacer algo al respecto, asi que llamé a unos amigos gallegos, que veranean en La Manga del Mar Menor (Murcia), para saber si iban a ir allí, para apuntarme a la aventura y de esa manera poder deleitarme en mi tabla de Surf.

Asi que el Miercoles santo, como si fuera a comerme las uvas a la hora punta, ahí estaba en la cola de ese interminable bus, para llegar a ese destino deseado. No tenía queja estaba en primera fila, a un lado tenía unas de las vistas mas deliciosas del mundo, en frente tenía una carretera interminable y al otro lado un individuo cuyos cabezazos mientras dormía, acabarón por destrozar mi hombro y su cabeza "pelona".

Tras unas cuantas horas sentada en ese sillón cuya postura parecía que estaba cantando " Flamenco", el conductor decidío hacer una   merecida parada en Lorca (Murcia). Y fue en ese momento cuando el chico "pelón" se despertó y en cuanto vió que estaba la puerta abierta, salio disparado, desparramando por el suelo la mochila de su portatíl. 

Después del estruendo que formó el golpe del portatíl en el suelo, me miró timidamente, y me dijo dulcemente.

- Jejejeje, que cabeza la mía se me olvidó por completo el portatíl.

Mientras una sonrisa era dueña de mi rostro, le respondí seguidamente.

-Ya me dí cuenta, creo que para otra vez, tendrá que enseñarle "paracaidismo" porque si no el pobre va a quedar "aplastadico" .

Al cabo de media hora, decidimos montarnos todos la vez  en ese bus, no me pregunteís si terminamos unos encima de otros, pero fue toda una odisea. Mientras todos se posicionaban en su asiento al estilo flamenquín, el conductor conectaba un chisme parecido a un GPS, sorprendida le pregunté.

-Disculpe, disculpe.

-Digame, preciosa.

Trás un subidón de colorotes en este rostro cabril, le pregunté.

-¿Eso es un GPS?

-Bueno parecido, más bien es un TomTom.

-Ah! ¿un TomTom?

-Sí, pero en listo.

-Ah!, menos mal, ¡si no me veía en China!.

Tras esa breve pero agradable conversación, arrancó el bus y proseguimos con nuestra andadura hacía ese destino. En ese último tramo de recorrido el chico "pelón" se ánimo a entablar conversación conmigo de cualquier cosa e incluso se atrevío a enseñarme su "super mega chulo HP".

Y sin darme cuenta, levanté la mirada del Pc para mirar el paisaje y mi cara se transformó en "cara de poker", el chico soprendido de la expresíón de mi cara se atrevío a preguntarme timidamente.

-¿Qué pasa?.

-Pues creo que el conductor se ha equivocado.

-Anda, ¿si? .

-Sí, esto no es Murcía si no Alcantarilla!.

Y fue cuando el color de cara del chico cambío por completo, seguido de una sonora carcajada y un estrepitoso silencio, tras seguir unos pasos más adelante, el conductor paró el bus y mirando con cierta verguenza al enorme cristal del bus, nos imploro:

- Mmm, ¿alguien  de Murcía, por favor?, es que creo que me he perdido.

Los susurros comenzarón a sonar de un lado para otro, las carcajadas eran aún más sonoras y fue cuando sin darme cuenta solté educamente.

- ¡Apufff, pues menos mal que TomTom era listo!.

Tras una sonada carcajada por parte de todo el bus, un chico corpulento se ofrecío a llevarnos a Murcía capital y despúes de media hora más en ese sillon flamenquín llegamos a Murcía!.

Al bajarme, me despedí del conductor, mientras desenchufaba a TomTom, una sonrisa se me volvía a dibujar en mi rostro, comprendiendo inocentemente que " La vida tiene un GPS, pero  en muchas ocasiones, incluimos las coordenadas mal y en otras ocasiones olvidamos que son esas coordenadas mal apuntadas las  que nos hacen vivir momentos realmente únicos"









6 comentarios:

Winnie0 dijo...

jaja Has hecho una MAGNIFICA reflexión...:El GPS de la vida....¡qué vueltas nos da a veces! Un beso

DIAVOLO dijo...

Amiga... gracias por hacerme sonreír para empezar bien el día.

La anécdota es simpática y tu reflexión preciosa.

Por cierto... yo de memoria fotográfica ando muy bien, pero si me sueltas en cualquier sitio y me das dos vueltas, ya estoy perdido eternamente (creo que cuando yo nací, los bebés aún no veníamos con GPS de serie).

Besossssssssssssssss.

ODRY dijo...

Que bueno, me he reido un rato y la reflexión de 10.

Un besote.

^Aishka^ dijo...

Me parece una anécdota preciosa, digna de ser contada :D
Espero que no te desorientes cuando vengas al cafelito/cerveza/lo que sea ^^

Un beso!

Nunca dejes de sonreir dijo...

-Winnie: La verdad es que el GPS de la vida da de vueltas que no veas!! :D..

Un besazo, peque!.

-Diavolo: Mi pequeño diavolo,no tienes por que dar las gracias, encantada, que de cierta manera te dibuje una sonrisa ;). Yo creo que naciste con GPS, pero aún no lo encontraste!..

Besossssssssss.

-Odry: Un besazo, cosa guapa.

-Aishka: No te preocupes que no me perderé, ya he estado averiguando por donde ir, para acabar en la zona Norte!! ^_^....

Un besazo!

Minerva dijo...

jajaaja, muy buena comparación. Las coordenadas debemos ponerlas, pero puede haber cambios...
Entretenido viaje ¿no? jejeje.
Un besote fuerte