Dulce

Dulce

28 de junio de 2010

I Cruzada

Tras un viernes de trabajo en gran parte del día y de pequeños  momentos e instantes por la tarde, donde los gritos acelerados de miles siluetas se confabulaban con la bandera de España, llegó ese prometedor sábado. 

Como suele ser costumbre, los rayos anaranjados de  ese dulce  astro llamado, Lorenzo, irrumpieron en esa habitación, cuyo color verde, me  acompaña en mis noches de verano. Y sin previo aviso o sí, suena una dulce sintonía de ese amado y odiado despertador, al mismo tiempo que la música de Eros ramazzottí y Cadena 100, muevo la silueta por cada rincón de la casa, mientras un pequeño Robwaitler, me acompaña en cada movimiento o acción.

Conseguí  de nuevo que ese pequeño Robwaitler, no me  paseará y despúes de dejarlo en su sitio favorito, fui en busca de ese bólido gris plata cuya misión sabadil, no es otra que llevarme al amante indiscutible de la Giralda, cuyo sutil nombre responde a Sevilla.

Después de 2 horas de viaje, llegué a esa deseada barriada, tras unas cuantas carcajadas preliminares, pusimos rumbo hacía la búsqueda de otra silueta cuya dulce sonrisa, deja  embobada no solo a todos los sevillanos sino a toda silueta andante.

Me encantó ese pequeño pero inmejorable momento donde "percibía" sus miradas cómplices, me fascinó perderme entre esa multitud de gente, cuyo grito unisono, se oía desde Triana hasta Camas.

El concierto de Soraya,me recordó en un segundo, todas esas sensaciones que creía olvidadas u perdidas.

Me gustó esa sesión de fotos,donde las poses, no solo eran las mejores si no irreemplazables y únicas.


Me encantó, conocer a gente realmente encantadora y después de mucho tiempo, volví a saborear ese pequeño momento de afinidad junto a esa persona cuya carcajada sevillana, rompía fronteras.

Pero como todo sueño, llegó la hora de volver a mi ansiada y amada Granada, así que con 2 horas de viaje por  delante, 24 hras sin dormir, regresé a mi casa, pero de la misma manera que llegué, me fui, crucé una sutil y tierna mirada con mi  Robwaitler, me puse cómoda y puse rumbo hacía esa Costa Granadina que tanto me enamora desde que tengo 11 años.

Y ha sido en ese momento, cuando he sentido las pequeñas olas, producidas por esa moto de agua, golpear cada rincón de mi cuerpo. 


Y aunque ahora mismo, llevo 36 hras sin dormir, y  los párpados no se mantienen abiertos, me ha gustado este fin de semana, ha sido irrepetible y como dije  anteriormente, es la cuenta atrás de los viajes veraniles de esta silueta andante

¿Próxima parada? Esa ciudad cuya nombradía responde educada y velozmente a Alicante.



6 comentarios:

Winnie0 dijo...

Estás disfrutando un monton del viajar...me alegro. Un besote y feliz lunes

Juan dijo...

Jajajja, esto no es una cruzada esto es una pasada. Un besazo cabrita loca.

ODRY dijo...

Nena que manera de describir las cosas, me veo paseando con perrazo y todo.

Da gusto ver como se puede disfrutar tanto, de las cosas más sencillas.


Un besazo

Tanais dijo...

Pero vamos a ver! que bien te lo montas niña!!! seguro que no tienes nada tu por Sevilla? hummm!!!!

Nunca dejes de sonreir dijo...

-Winnie: Si estoy dsfrutando al máximo.., y lo seguiré haciendo!! jejeje.Un besazo y buen lunes.

-Juan: Ains, monino, aún no he recuperado mi neurona central!! jajajajaja. Un besazo monino.

-Odry: Los pequeños momentos, terminan por convertirse en los grandes momentos de nuestra vida.

Un besazo.

-Tanais: Jó, no tengo nada!!!,bueno, si, lo confieso, tengo un encanto de amigas por esos territorios!! jajajajajajaja.

alma máter dijo...

¡¡Qué bien cielete!!!!!!!.. se ve que disfrutas!

Un beso fuerte!