Dulce

Dulce

4 de julio de 2010

Simplemente...

Naciste un  caluroso día de Julio, siendo la tercera de cuatros hermanos, asegurándote que no serías ni la hija predilecta por ser la mayor ni la hija adorada por ser el última, pero eso no te importó lo más mínimo, ya que desde un primer momento te desenvolviste y actuabas con total libertad sin miedo a nada ni nadie.

Creciste en un Cortijo rodeada de todo tipos de animales y protegida por los grandes árboles que protegían cada rincón del cortijo, disfrutaste al máximo cada verano en esa acequia donde las frías aguas, te robaron a tu animal favorito.

Con el paso del tiempo, tu madurez se manifestaba de forma notoria, perdiendo todo control, cuando un chico galleguiño, se cruzó por esos enamoradizos ojos. Desde ese momento tu corazón dio un vuelco, intentando luchar contra todo y todos  por ese amor inquebrantable y dañino al mismo tiempo.

Tus progenitores pensaron equivocadamente, que si te enviaban interna, olvidarías a ese gallego que hacía hervir tu sangre día y noche, pero una vez más, no se salieron con la suya, ya que cada domingo, tras la visita esperada de tu adorada y amada madre, en una esquina un apuesto chico con aire un tanto chulesco, te esperaba para robarte miradas y sueños.

Llegaste a la mayoría edad y con toda madurez y seguridad decidiste hacer esa carrera que te llenaba y así fue con sus más  y sus menos, mientras ese galleguiño te robaba besos y caricias, terminastes tu adorada carrera, convirtiéndote no solo en Farmacéutica si no en la primera de la familia, tu familia, en hacer una carrera.

Después de unos años, ese galleguiño y tú deciditeís comenzar una vida común, donde el mismo techo os protegería de todas meigas y hechizos para destrozar ese amor impronunciable para muchos labios e imposible para otros tantos.

Como un aire rejuvenecedor se tratará, llegó ese primer y esperado hijo, dibujando sonrisas en tu rostro y cierta alevosía en el rostro de tu adorado galleguiño.

Aún así, seguías peleando y luchando por esa relación, ya que una venda te protegía de ver todo lo que sucedía a tu alrededor. Sin previo aviso, tras una apasionada  noche, llegó un nuevo miembro a tu vida, convirtiéndose en "la nena" de tu vida, en "la niña de tus ojos", dibujandote una sonrisa cada vez que te sonreía, produciendo  celos en los ojos de tu otro gran amor galleguiño.

Y como un huracán se tratará y sin esperartelo, ese amor inquebrantable, ese galleguiño chulesco, abandonó ese hogar que tantos momentos vivió, señalando con fuego su marcha al tratarse de tu onomástica  y de esta manera desconocida para tí, tras una intensa lluvia de tus soles, apretaste los dientes y con cierto esmero y sentimiento tirastes no solo de esa casa sino de tus dos endemoniados hijos.

En los años siguientes, aprendistes a golpe de maza, que la vida no da siempre lo que tu das, aún así con la misma sonrisa  en tu rostro, conquistabas toda silueta andante.


Y como una quinceñera se tratará, aún sigues conquistando no solo a todos lo que te rodean si no a todos aquellos cuyo corazón resides.

Aunque no lo quieras reconocer, has sido un referente inequívoco para esos hijos que te adoran, un ejemplo a seguir sin pretexto y vacilación.

Hoy y  no solo hoy, quiero decirte solo una cosa, " TE QUIERO MAMÁ".

"Cuando en el juego de la vida,
aparecen malas cartas, 
no hay más remedio,
que sacar el mejor partido posible,
de las cartas que se tiene."


Disfruta al máximo de este día, donde ese nuevo número, te rejuvenece y te fortalece.



4 comentarios:

Winnie0 dijo...

Nuestros corazones curiosamente están muy unidos en este 4 de julio (si lees mi entrada lo entenderás) Muy bonito mi niña Besos

la gata dijo...

Es precioso, me ha encantado.
La vida no suele ponerlo fácil, y no todas las personas tienen el coraje suficiente para plantarle cara y ser felices.
Una entrada muy bonita. Besos

Juan dijo...

Ahora ya se porque eres asi de buena gente, teniendo una madre como la tuya, no hay duda de como es la hija. Un besazo para las dos.

Verónica (peke) dijo...

Felicidades!!!! por esa declaracion de principios y sentimientos por tu progenitora. Recuerda que muchas veces nos gustaria ser un reflejo de los nuestros...

besotes y un cafe!!!!