Dulce

Dulce

6 de agosto de 2010

....Midiendo la vida por momentos....

" Muchas veces lo que se calla hace más impresión que lo que se dice", fue la frase que me acompañó a lo largo de la mañana del domingo pasado, mientras me dejaba deslizar de nuevo por esas calles empedradas de Santiago de Compostela.

Sin darme cuenta llegué de nuevo al hotel, tras comprobar que llevaba todo, me despedí de la exuberante camarera y del simpático camarero del hotel, mientras hacía un pequeño amago de localizar ese bólido capaz de desangrarme cruelmente mi bolsillo, si mi destino era el Aeropuerto.

Y ahí estaba rodeada por consonantes gallegas, tildes inglesas, vocales multilínguisticas y lloros de pequeñas siluetas, casi sin inmutarme, deje caer mi cuerpo en una incomoda pero reconfortante silla, y en abrir y cerrar de ojos, había pasado 1 hora desde que llegué a ese centro multicultural cuyo susurro responde  a Aeropuerto y aunque el paso del tiempo parecía eterno, conseguía distraerme con cada silueta que observaba delicadamente o con cada acento enamoradizo.

Mientras escuchaba las carcajadas de un grupo de estudiantes, observé como unos ojos azulados, se me clavaban por cada recoveco de mi cuerpo, localicé sutilmente sus pupílas y tras una tímida sonrisa, esa silueta andante se acerco valientemente a mi lado.

Sin saber el como ni el porque, ahí estabamos  hablando por los codos las dos siluetas andantes, cuyo destino era el mismo, pues volabamos en el mismo  avión.

Su mirada no era cautivadora pero llamaba la atención, su acento argentino-malagueño conseguía sacarme más de una sonrisa, mientras no cesaba de sonreir cada vez que salía un gallo con acento galleguil de esa boca mía.

Por suerte o por desgracía tuvimos que esperar a que el avión se decidiera salir, tiempo que aprovechamos para hablar largo y tendido.

Llegamos a esa ciudad Andaluza, cuyo renombre respondía a Málaga, tras un beso cordial, intercambiamos moviles y tras sentir una mirada más que tierna, marchamos cada uno a nuestro destino final.

La semana avanzaba al mismo tiempo que nosotros, llegando al ecuador de la semana, y fue  mientras me perdía entre mil un papel, cuando ese pequeño cabroncete sonó de nuevo, al descolgar sentí como un cálido susurro argentino canturreaba al son de la música del télefono.


-¿Te apetece un café? 

-Mmm, más que un café, me apetece un helado, que estamos a 40º.


-Uy, entonces mejor, que ya sabes lo que dicen " Los bombones con la calor se derriten".

Mientras un color rozado se colaba en mi rostro, quedamos para tomar ese helado, por unas de las calles de mi amada Granada.

Mientras nos dejabamos caer por las calles de Granada y saboreabamos el ansiado helado, disfrutamos de la vista de la Alhambra hasta que llegamos al Paseo de los triste, cuyo fresquito hacía más ameno la quedada.

La conversación resultó tan atractiva como si hubiese sido con otra persona, su risa jocosa hacía que no supiera diferenciar la broma de lo serio, pero a la vez me llamó la atención.

Hubo un momento, en que nos quedamos callados,mientras su mirada fulminante, intentaba incansablemente robarme un beso, pero al ver que no respondía a su impulso, y tras una dulce voz se escuchó.


-Tienes unos labios muy carnosos, ojala pudiera pillarlos.

-Jajajaja, ya será menos eh!.


-Para nada, te lo digo muy en serio, eres una chica que llama la atención, y si te digo la verdad, es una lástima que no entiendas.


-Jajajajaja, ¿no entiendo?, la verdad es que no, respondí jocosamente.


-Ya sabes porque lo digo, ¿verdad?.


-Lo sé, y van a tener razón cuando me dicen " ¿Que les das para que salgan corriendo detras tuya eh?".


Tras un silencio respondío dulce y tranquilamente.


-No hace falta que le des nada, pues tú y  simplemente tú, eres irresistible y única.


El resto de la velada transcurrió animada por conseguir una primera coña u broma con cualquier cosa y la verdad es que estuvo muy bien.


Llego la hora de volver cada uno a nuestros destino u casas, y mientras una tímida sonrisa rodeada su cara, dijo delicadamente.


- Espero que encuentres alguien, que te haga valer y que te adore y aprecie más que todas las cosas, porque eres digna de querer. Si necesitas algo, no dudes en hacermelo saber.


-Muchas gracias, encanto.


-¿Gracias?, ¡ninguna! y una cosa más te digo, ten paciencia con la gente, pues no todos entienden que quieras u necesites salir de ese armario.


Y tras un  efímero beso , lo ví marcharsé para esa Málaga suya.


                          *************************************

Y es cierto, cuando dicen " En la acción insegura se conoce al amigo seguro", aunque en este caso podría añadir " Quizá, no se encuentra al amigo seguro, pero si te abre los ojos para  saborear por ultima vez, ese efímero sueño llamado vida"








("La vida se mide por los momentos que te dejan sin aliento")

9 comentarios:

BeN-HuR VaLDéS LLaMa dijo...

... que bonito I ... ¿no te gustaría que continuase?




Un besuco desde CANTABRIA.

Nunca dejes de sonreir dijo...

-Ben-Hur: Continuará, quizá no por el sitio u lugar que él deseara, pero continuará. Es lo que tiene, despues de todo, decantarse por un lado de nuestra vida, de mi vida.

Me alegro de que hayas vuelto, pendejá!!!.., ¡qué de tiempo!!.., a ver si no te pierdes más ehn!!!..

Un besico desde Andalucía.

Winnie0 dijo...

LLenas mis minutos con curiosidades, con conversaciones..con sonrisa...y gracias a ti NUNCA dejo de sonreir.....(hoy quería decirtelo) Un beso

Estela dijo...

Que bonito!!seguro que habrá otra llamada.. así se empieza...y que envidia cuando hablas de esa majestuosa Granada:


Un abrazo muyyyy apretao!!!

Nunca dejes de sonreir dijo...

-Winnie: Es lo que tienes que hacer, no dejar de sonreir nunca!!!. Pasatelo divino en ese Ibiza tuya.

-Estela: Mmm, por supuesto que habra mas llamada pero serán llamadas de amistad, no más.

Un abrazo muy apretaico!!!

pensamientos del corazon dijo...

mmmm, me va a gustar andar por este rinconcito si si
saludos

^Aishka^ dijo...

La libertad es un derecho vital que no podemos permitirnos perder, pues no sabemos el bien que nos hace hasta que la tenemos...
Si necesitas un empujón del armario, ya sabes dónde encontrarme. ;)

Un beso.

^Aishka^ dijo...

La libertad es un derecho vital que no podemos permitirnos perder, pues no sabemos el bien que nos hace hasta que la tenemos...
Si necesitas un empujón del armario, ya sabes dónde encontrarme. ;)

Un beso.

Nuncadejesdesonreir dijo...

-Aishka: La libertad es lo único que no debemos perder en este largo caminar. Gracias por los ánimos xD.

Un besazo.