Dulce

Dulce

21 de enero de 2013

Irrumpiendo

Se abre un nuevo día,
sosegado e inmortal,
aun siendo mortal.

Irrumpes con fuerza,
con tu voz rota,
en esta vieja estacion,
llamada mi vida,
acelerando las pulsaciones,
de toda conversacion.

Tu niñez robada hace de las suyas,
dibujando sonrisas permanentes,
en este rostro cabril.

El tiempo y el lugar,
vuelven al tiempo,
y lugar que en un momento hubo.

3 comentarios:

Winnie0 dijo...

¡Cómo te echaba de menos! Un beso

Porque me gusta lo fácil dijo...

Mucho tiempo sin saber de ti, guapa. Espero que todo vaya bien.

Un beso enorme y un muy feliz año nuevo!!!!

Elena dijo...

Ei, qué bien leerte de nuevo!
Ah, y felicidades ;)