Dulce

Dulce

13 de mayo de 2013

Reflexiones en alto

Desde que era pequeña, en mi familia ademas de ser unas de las pequeña, tambien me ha acompañado el mote de " pequeña viajante", pues siempre me ha encantado viajar, hecho que he  seguido haciendo aún siendo mayor, aprovechando que poseia el carnet de conducir.

Tras acabar con una relacion de 5 años, retomé esa andadura, yendo allá donde se me presentaba ya fuera un fin de semana o en el mismo día, e incluso yendo a Sevilla u Malaga solo por saborear un café al lado de esa amiga u amigo, volviendo a las pocas horas a mi amada Granada.

Y como no, tras 17 meses al lado de esa persona he vuelto a esa aventura añorada. El caso es que comentandolo con una amiga, me ha expuesto su manera de pensar, diciendome sin mas preambulos que si no paro en casa y estoy de aqui para allá es porque no estoy centrada y de alguna manera me ha hecho pensar.

2 comentarios:

Elena dijo...

Y qué hay de malo? Si te gusta, te apetece y tienes ocasión, pues adelante!;)

Cé. dijo...

Yo creo que viajar está bien siempre y cuando a ti te haga bien, como todo. Unos prefieren ir a conciertos, otros viajar, otros salir y emborracharse, otros ir al cine... lo que importa es encontrar el modo de suministrarte placer personal, de no morir. Besis.