Dulce

Dulce

12 de septiembre de 2013

Pequeño Gordo


Al salir de comer con mi madre, un señor, me ha dicho que tuviera cuidado, porque un perrín se había metido debajo del coche de mi madre. Lo he sacado creyendo que era peque y ha salido este bichejo. Nunca entenderé el porque lo abandonan sin piedad. Al verlo me he acordado de todos esos perros que lo abandonan día sí y día tambien, ¡Una verdadera lástima!, por suerte de momento ha caido en buenas manos ( o sea las mias) y lo tengo en casa, ya cuando sea más grande y si no le encuentro cobijo se irá con Mini, Mowgly, Faruck y Ringo a la parcela donde están pasando su verano perruno.

2 comentarios:

Cé. dijo...

A mi no me gustan mucho la mayoría de los animales. Los perros en concreto me dan miedo. Pero recuerdo cuando era pequeña, que me regalaron un álbum de cromos que venía con un periódico y contaba la historia de un perro al que abandonaban y es algo que nunca llegaré a entender. Si tienes una mascota te comprometes a cuidarla. Pero bueno ,en este mundo se abandonan niños, así que ... no es de extrañar que la gente abandone a sus perros. Me alegro de que lo encontraras.

Elena dijo...

Ei! Que estamos muy perdías!
Besos y feliz año!