Dulce

Dulce

29 de enero de 2009

Revisando mis recuerdos

Revisando unos papeles he encontrado una foto de hace años, tendría 14 o 15 años, la he observado detenidamente, y de golpe me ha venido mil y un recuerdos, de aquella época, ¡¡que recuerdos!!!.., esos recuerdos que después de tanto tiempo me producen una sonrisa..;

Quisiera cerrar los ojos, y ver de nuevo esa “película” de mis recuerdos, ingenuidad y espontaneidad, donde me mostraba tal cual era, sin miedo a que se me juzgara por mis acciones o por mi modo de ser.

A través de mis recuerdos, me he dado cuenta que:

Soy una persona que me muestro tal cual soy, nunca me ha gustado mostrar dos caras, no va conmigo, suelo dejarme llevar por lo que pienso y siento aún sabiendo que en muchos de los casos, haré daño o me haré daño. En el caso de hacerme daño..., no importa, pues aún teniendo mil cicatrices en el corazón o golpes en la cabeza, seguiré siendo como hasta ahora...

Cuando hablo con la gente me gusta mirarles a los ojos y observar como se sienten intimidados y su mirada rehuye de la mía.

Soy una persona muy enamoradiza, no hay cosa que me guste más en el mundo, que ver a una persona en su estado puro, ver su espontaneidad, ingenuidad, timidez, paranoias, sus sonrisas y sus lágrimas, y enamorarme aún más.

Creo que la vida esta llena de momentos buenos, y somos nosotros lo que nos encargamos en convertirlos en otros momentos no tan buenos.

Pienso que aprendemos a amar y querer, no cuando encontramos a la persona perfecta, si no cuando vemos de manera perfecta a una persona imperfecta….

Me gusta mostrar un esbozo de sonrisa dibujado en mi cara, para todo aquel que se ha cruza conmigo.

Y sin duda alguna a través de mis recuerdos, me he dado cuenta, de que nací y moriré así.

No debemos pensar en la muerte

como tal, es mejor acordarse

de los recuerdos y saber

que hubo un tiempo,

que fuimos felices.



7 comentarios:

Winnie0 dijo...

Te descubro por casualidad...y estoy ENCANTADA. Porque leo tu entrada y entiendo más que en el mundo hay quienes pensamos igual. Somos como somos...pero a veces la gente te daña...son cicatrices como dices. Te seguiré la pista de cerca porque me has conquistado con algo tan simple como "revisar tus recuerdos". Cuando quieras me encantará verte en mi blog.

^lunatika que entiende^ dijo...

Los recuerdos...
Para mí, tanto los dolorosos como los alegres, me enternecen y me dan nostalgia.
Los años pasan... Y aunque una no termina de aprender... tampoco termino de arrepentirme del todo de ser como soy.

Hoy quiero llorar, porque me duele el corazón y punto.
Pero, otros días, siento que formo parte del brillo del sol y voy repartiendo luz a mi alrededor, de tanta felicidad que me rebosa.

Soy así... A veces odio, a veces amo... Pero nunca me deja nada indiferente.

Un beso, guapísima. Gracias por apoyarme siempre cuando más lo necesito.

pekeña dijo...

me gusta mucho como te describes se nota que eres una persona llena de suguridad y confianza en sí misma.

me agrado mucho este post

por cierto muchisimas gracias por el premio!!!

saluditos!!

MARIO ALONSO dijo...

Necesariamente deberían existir muchas personas como tú en este mundo...

Besos.

Edu dijo...

Que bella melodia de Journey, como eternamente en el ayer, ese el mejor recuerdo el que se mantiene inocente. Y en cuanto al amor, aquello que suena diferente atrae.

almayarma dijo...

He descubierto este blog gracias a la Princesa del viejo reino perdido, me gusta lo que escribis.
Saludos

Cactus dijo...

Lo mejor es tener claro que somos como somos, y no hacer caso a los que intentan cambiarnos en vez de aceptarnos tal y como somos.