Dulce

Dulce

3 de marzo de 2009

Por un instante

Por un instante se me ha dibujado una expresión en la cara un tanto rara, una tímida sonrisa acompañada de lágrimas bañando mi rostro, pero solo ha sido un instante.



Revisando las carpetas de “Mis documentos”, he llegado hasta la carpeta de “Mis imágenes”, me adentrado en ella y me he perdido en cada una de las carpetas que había, cada foto que había me sacaba una carcajada aún más grande, porque es ahora cuando me doy cuenta…, de la “cara de pillina” que tengo en cada una de las fotos.



Cuando me he querido de dar cuenta he llegado a una carpeta que ponía “ Curra” y ha sido cuando se me ha dibujado esa extraña expresión y se me ha venido a la mente todos los recuerdos de ella..



A pesar del tiempo aún recuerdo:



-La primera vez que entraste en casa, de eso hace 19 años, tenias 42 días, eras muy chiquita y tu color de pelo era canela, me enamoré de ti, desde el primer instante que te tuve en mi regazo. Siempre que me veías venias corriendo e intentabas escalar por mi pierna. Cuando me iba te ponías bastante “irritable” e intentabas subirte conmigo en el coche. Pasabas todo el tiempo esperándome en la entrada, te daba igual sí hacía frió o calor, tu solo esperabas a que volviera a por ti.



Una de las veces, que volvía tu lado, observé tanta tristeza en tus ojos, que me juré, que pasará lo que pasará, ibas donde yo y desde entonces me acompañaste en cada momento de mi vida, en cada viaje, en cada amanecer.



Aún recuerdo la primera vez que te acomodaste en un cojín, te triplicaba el tamaño, pero poco te importó, ya que de cualquier manera lo ocupaste entero, mientras una pequeña sombrilla te protegía del caluroso sol, de aquel verano de 1995. Al poco tiempo te compré una casetilla, como de costumbre te triplicaba el tamaño, se te veía tan contenta en tu caseta, no salías ni dándote el sol todo el día.



Recuerdo la primera vez que te lleve a pelar, al salir te llamaron “gremlin” y eso te dolió, pasaste 3 días enteros, sin querer salir de tu amada caseta, no comiste, ni bebiste, temerosa de que te llamaran “gremlin”. Desde entonces siempre que te pelaban te dejaban un pequeño flequillo, para que tu “autoestima” no despareciera y creo que fue la solución, porque aún llamándote la gente “gremlin” tu le hacías caso omiso.



En los viajes eras la primera en subirte así como la primera en bajarte, tenias tu sitio a mi lado, allí donde veías las maletas, te ponías al lado y no te separabas ni por un instante. Te encantaba correr por la playa, ladrarle a las olas y salir corriendo cada vez que una ola llegaba al romper.



Una vez me contaron, aquella vez que me desmaye mientras te paseaba, te subiste encima de mí y no dejaste que se acercará nadie, solo cuando aparecieron los que tu conocías, dejaste que los demás se acercaran.


Eras una ligona nata, te gustaba coquetear, mientras yo me mondaba de la risa, pues siempre lo intentabas con “Pastor Alemán” o “Pastor Belga” , aún recuerdo cuando los “pequinés” o otra raza te rondaban, tu dejabas que se acercaran y cuando menos se lo esperaban te dabas la vuelta y le mordías ahí.



Aún recuerdo la primera vez que te pusiste mala, me dijeron que con la edad que tenías y el soplo en el corazón que te acompañaba te quedaba poca vida. Aquella noticia me dejó devastada, pensé en ponerte un acompañante, para hacerte más amenos los días y así fue. Los dos juntos os acompañasteis en días solitarios, no había día que no salierais jugando por la puerta, lo hacíais todos juntos.



Con el paso del tiempo, fuiste perdiendo facultades así como te pusiste más “irascible” y aunque me gruñías cuando te acariciaba, no te movías, solo movías “el esqueletillo”, para el lugar que querías, terminando la acción con un pequeño mordisco en mi mano.



Aún recuerdo aquel fatídico verano 2007, llevabas un mes arrastrando un dolor grandísimo e invisible, no podías subir las escaleras, apenas podías ladrar y a mí se me iba la vida de verte así. Un día observé de nuevo esa tristeza que años atrás había visto y me dio un vuelco el corazón. Te cogí en brazos, mientras tu sangre manchaba mi ropa y salimos a la calle. Llegamos a la consulta y después de examinarte, me dijeron que lo mejor era ponerte la inyección, en aquél momento se me fue la vida. Entre sollozos dije que si, pues me moría de verte sufrir de esa manera, así que mientras te sujetaba en mi regazo, saludaste a la muerte, me miraste por última vez y cerraste los ojos.



Desde entonces nada es igual, siempre que salimos a la calle, nos sale llamaros a los dos. Él te echa de menos ya que la soledad le embarga cada día que se queda solo. Yo te echo de menos, por que después de los 19 años que pasamos juntas, me he dado cuenta que en todos los aspectos eres “irremplazable”, te añoro cada vez que paseo por la playa, cada instante.






16 comentarios:

Rawiyah dijo...

Y quien puede asegurar que esos seres no tienen sentimientos o no piensan, si en casos como el tuyo son unos verdaderos ejemplos de lealtad y de amor.

bien merecido este pequeño homenaje que le haces.

saludos!!!

eX dijo...

me sacaste las lagrimas. :(
muy lindo.

Estela dijo...

Me has hecho recordar a mi Nina, es que es la historia de mi perrita,la tuvimos que sacrificar por esas fechas,toda via hoy paraece que oigo sus pasos, son los mejores amigos que tenemos porque no nos juzgan nunca.

Un abrazo!!

Winnie0 dijo...

¡Qué bellos tus recuerdos! Quédate con ellos. Inspiras amor por ti y por tu compañera de 19 años. Me has encogido un poquito el corazón. Besos

Summer dijo...

snif snif snif snif. Sin embargo, piensa que la tuvite 19 anhos, se habra sentido muy pero muy querida, para vivir mas de lo que usualmente lo hacen.

^lunatika que entiende^ dijo...

Adoro a los perros!!
Para mí, son lo más leal, no piden nada a cambio más que un poco de amor... Y ellos se vuelven locos de alegría sólo con verte...

A mí me suben la moral y me hacen sentir super bien sólo con sus meneos de cola y sus "besos"...
¡Los adoro!

una sonrisa dijo...

Nunca habia pensado en tener animales en casa, pero un dia apareció en mi vida una chiquitina bolita blanca que se sentía perdida, desde entonces está a mi lado y es parte de la familia.
Se dejan querer!

Un besito

♥Hada♥ dijo...

me has hecho llorar.
A mi me pasó algo paecido con mi Gusito. Y cada vez que veo una foto suya le echo de menos. Por que por muchos perros q tengas, cuando uno te roba el corazón se va con él.

besos

aun se me caen las lágrimas

SILVIA dijo...

uffffffffff, como te escribo ahora?? tengo los ojos humedos de lagrimas, porque soy muy mascotera, soy muy perrera, y los adoro, tengo tres perras, y con solo pensar que un dia me faltaran, ya me pongo triste, dan tanto amor, son tan incondicionales¡¡¡¡
Pero bueno, nos quedaran los buenos momentos que nos hicieron pasar y su amor¡¡¡
Era hermosa tu perrita
Un besito¡¡¡

eva dijo...

Me ha sorprendido que en la "etiqueta del post" pongas "locuras", para mi lo que escribes, no lo tacharía de locuras. Creo que cuando alguien siente ese tipo sentimientos tan bonitos por los animales es que merece mucho la pena.
Yo la verdad, por mis pelusillas (que digo yo) siento adoración, son mis pequeños de 4 patas. No quiero ni pensar el día que me falte uno.
Los animales no son objetos, como consta en el Código Civil, al menos no deberían de aparecer como tal. Son seres vivos que manifiestan dolor, alegría,,... Además nos dan siempre mucho más que nosotros a ellos, su amor es incondicional y no piden nada a cambio.
Nunca entenderé y cuando he podido lo he evitado el que alguien pegue o haga daño a un animal. Esas cosas me encienden.
Creo que es un bonito homenaje a tu perrita.
Un beso.

Natacha dijo...

Se les quiere tanto... son seres que nos acompañan, que nos escuchan y aguantan nuestro mal humor. Aprecian un pequeño gesto y nos regalan cosas hermosas cada día... Como para olvidarlos... No lo hagas, cielo.
Un beso
Natacha.

thousandfairytales dijo...

Anoche leí el post, pero no pude comentarlo...

Me emocioné recordé a compañeros que adoraba y ya no están. Aparte que ayer era una fecha de recuerdo de alguien que ya no está en mi vida, estaba demasiado sensible.

Y sino llega a ser por tu emotivo post no hubiese echao ni una lagrimita,y no me hubiese desahogao.

Gracias por tus escritos, mil besos.

alma máter dijo...

¡¡Qué bonita entrada!!!!... me encantan los perros. El mío estuvo 16 años a mi lado, y es impresionante lo que se les quiere y lo que se les echa de menos.

Un beso fuerte!!

Nunca dejes de sonreír dijo...

Rawiyah: Claro que tienen sentimientos, son tan puros, tan leales, que cuando no estan a nuestro lado lo echamos en falta.

Un abrazo.

Ex: ¿ Un abrazo?..., en muchas ocasiones un gesto vale más que mil palabras. He ido a responderte en tu blog, pero me sale que no existe!..


Estela: La verdad es que nunca te juzgan y siempre estan disponibles para arrancarte una sonrisa con sus sinrazones y locuras perrunas.

Un abrazo querida amiga!


Winnie: Los recuerdos son lo único que nos queda cuando se nos van lo que queremos, solo recordándolo, podemos llegar a comprender lo que fueron y son en nuestra vida.

Besos.

Summer: Hasta la veterinaria se sorprendió, se puso mala con 11 años y le dio pocos meses de vida, pero saco fuerzas de donde no tenia y nos acompañó durante 8 años más.

Lunática que entiende: Yo soy una enamorada de los perros, allá donde voy me quedo embobada con cualquier perro.

Un beso.

Una sonrisa: Sin duda se dejan querer y siempre están en todo momento., son únicos!

Un besito.

Hada: Un abrazo bien grande!

Silvia. La verdad es que son únicos y sin duda siempre quedaran los recuerdos!

Un beso.

Eva: Tenia pensado ponerlo en reflexiones ante la atenta mirada de la luna, pero bueno. ¿se dejan querer ehn?

Un beso.

Natacha: Nunca podría olvidarla, se me iria la vida, además de que dejaría de ser yo.

Un beso cielo!.

Electra. Ay! cielo…, no era mi intención…, ¿un beso?....;

Y las gracias a ti por cada sonrisita que me sacas, asi como la compañía que me brindas!

Mil besos preciosaaaaaa!



Alma máter: Se le echa de menos una cosa mala…., y son tan pero tan tiernos!

Un besazo muy fuerte!


A todas vosotras gracias por cada unas de vuestras lineas, sois únicas e irrepetibles a vuestra manera, nunca lo dudeis!

Mil besos muy grandes!

Odi Noyola dijo...

^-^ ¡Muy genial! ♣

Elena dijo...

Que entrada más tierna, me he emocionado, y eso que no me gustan los perros... bueno, de lejos sí ;D y la tuya es preciosa ;-)