Dulce

Dulce

13 de marzo de 2009

Viernes 13


Corría el año 1307
y en Francia reinaba Felipe IV. La Corona francesa dependía financieramente de la Orden del Temple ya que las deudas contraídas con ella eran tan enormes que casi podría decirse que Francia pertenecía a los Templarios.


Así las cosas, con la ayuda de Guillermo de Nogaret y la dejadez del Papa Clemente V, el rey de Francia se propuso acabar con su dependencia de la Orden y llenar sus arcas con los bienes de los Templarios. Se urdió una trama inculpatoria en la que se acusaba a los Caballeros del Temple de herejía, asegurando que "renegaban de Dios, escupían sobre Su imagen y adoraban a un ídolo cuando celebraban sus capítulos"Con el mayor sigilo se preparó una gran acción policial para el arresto de todos los Templarios que vivieran en tierras francesas. Se remitieron cartas de doble pliego a todos los alcaldes, senescales y caballeros del rey: en el primero de los pliegos se les informaba que habrían de seguir las precisas instrucciones contenidas en el segundo y que éste lo abrirían sólo en una fecha determinada y a una hora exacta.
Así aleccionados, el día 12 de octubre de 1307, una gran cantidad de funcionarios de todo el reino, abrían el segundo pliego de la carta y al alba del viernes 13 de octubre todos los Templarios de Francia fueron arrestados a la vez. Se da la cifra de unos cuatro mil, incluido el Gran Maestre , Jacques de Molay.


Con sus luces y sus sombras los Templarios estaban en el mismo corazón de Europa desde hacía doscientos años y más que en ningún otro país, en Francia, donde había sido creada la Orden. Muchas personas creyeron que la aniquilación de los Templarios era una desgracia y desde entonces pasó a considerarse el Viernes 13 como una fecha fatídica, creencia que aún persiste.


La persecución de la Orden por los monarcas europeos que codiciaban los bienes muebles e inmuebles de la Orden fue implacable, excepto en Portugal donde pudieron seguir viviendo en paz.


De los terribles sufrimientos y torturas que soportaron los Templarios, de sus muertes en la hoguera y de los que consiguieron escapar o ingresar en otras Ordenes, así como de su brillante historia anterior, hay extensa bibliografía fácilmente localizable.

AA

A raiz de aquello, en muchas regiones del mundo, se considera de mala suerte que el día 13 de un mes sea un viernes, en otra un martes 13.. En estos día muchas personas evitan viajar en avión, realizar una fiesta o solicitar empleo, por dar solo unos cuantos ejemplos. Incluso muchas personas llegan a sentir un miedo profundo hacia estos días, una condición llamada paraskevidekatriafobia.Esta superstición sobre los Viernes 13 es en realidad una mezcla de dos temores: miedo al número 13 (triskaidekafobia) y miedo al día viernes. Estos temores tienen su origen en varias leyendas y culturas antiguas. Una de ellas es la tradición cristiana, pues fueron trece los participantes en la Última Cena (Jesús y los Doce Apóstoles, siendo Judas Iscariote el decimotercero). Además Jesús fue crucificado en viernes. Incluso hay varias leyendas que afirman que Adán y Eva comieron del fruto prohibido en un viernes, y que también fue en viernes que se inició el Diluvio



************************



Para mucha gente la llegada de un viernes 13 o Martes 13 le hacían optar por un “cambio total” en su día a día, por el simple hecho de que le pudieran suceder algo. Para otra gente la llegada de esta día era considerado como “escéptico” y “supersticiosos” y de poca importancia. Aún así de una manera u otra “Viernes 13” se ha observado con recelo, sea cual sea el adoctrinamiento.



Hoy estamos a un Viernes 13 2009 (valga la redundancia) y como era de esperar parte de la sociedad anda temerosa y para colmo de males, tenemos luna llena. Podemos decir que nos encontramos en un perfecto caso de “Expediente X”.



No sé si es porque estamos a viernes o no sé, pero el caso es que me gusta el nº 13 y me aún mas me gusta que sea Viernes. Supongo que es porque ha sido hoy cuando de madrugada, me he dado cuenta a la luz de la luna, lo precioso y lo valioso que es todo aún cuando no nos damos cuenta. La importancia que le damos a cosas insignificantes y la poca importancia que le damos a la vida.



Ha sido hoy mientras contemplaba a mi “sobrina” dar sus primeros sollozos, gesticulaciones y su particular abrir y cerrar de ojos, cuando me he dado cuenta nuevamente lo que realmente importa ,como lo que no.



Creo irremediablemente, que me he vuelto a enamorar de la vida, de los niños, de su piel aterciopelada, manos diminutas, pero con una fuerza increíble y sus sollozos, pero sobre todo me he vuelto a enamorar de sus ganas de vivir y de comerse al mundo.



Y después de ver esta anécdota, me pregunto… ¿Dónde pedirmos las ganas de comernos el mundo, las ganas de vivir? Y la pregunta del millón.. ¿Qué es lo que importa en esta vida?



PD: ¡¡Que Paséis buen fin de semana!!

18 comentarios:

Pablo dijo...

Desconocia la anécdota de lso templarios. Me gusto mucho. Hoy hay que salir a la calle a comerse la vida, pero curzando los dedos (por las dudas)

^lunatika que entiende^ dijo...

¡Pedazo de post!
¡Gracias por la información, chica!

Lo que importa... Yo creo que depende del momento que viva cada uno... ^^

BeN-HuR dijo...

Viernes 13 [...]


¿Esperando el regreso de Mike Myers? xD

una sonrisa dijo...

No tenia ni idea de la historia del viernes 13 de los templarios, gracias por explicarnosla.
Por cierto, llevo intentando escapar del 13 toda la semana!! jajaj en dos post 13 comentarios, dejé algun comentario en otros post que fueron el 13... hay hayyy sabes que?? cruzaré los dedos por si acaso.. perooo pienso disfrutar del viernes 13 al máximo!!!
buen fin de semana y besitos!!

SILVIA dijo...

no conocia, esto , muy bueno¡¡¡
La verdad, a mi me gusta el numero, el viernes con mas razon jajajaj
no soy supersticiosa para nada, me da igual cualquier dia, mientras lo encaremos de forma positiva
Un besito grande¡¡¡ buen findeeeeeeeeeeeeee

alma máter dijo...

No lo conocia. Gracias por ponerlo.
Yo la verdad es que no soy supersticiosa, ni con el 13 ni con ná...

Un besote y buen finde!!

TitoCarlos dijo...

Lo que importa en esta vida es vivir. ¡La de gente que pierde el tiempo, horas de vida, por cosas insignificantes!
Hay aviones que no tienen fila 13 de asientos, edificios (sobre todo en USA) que no tienen planta 13, y en su lugar hay una planta diáfana de baja altura, plantas de hotel sin habitación 13, un restaurante en Madrid que hace descuentos a las parejas que se casen en martes, personas que cogen sal para la ensalada y la que sobra se la echan por los hombros, que si se cruza un gato negro regresan a casa, cruzan de acera si hay una escalera apoyada en la pared, cierran las tijeras cada vez que las ven abiertas, procuran que siempre tenga perejil su santo....
¡Qué de energía gastada para nada!
Creo que hay pocas cosas de las que de verdad hay que preocuparse, y el que tenga menos será el mas feliz del planeta.
Vivir, intensamente, junto a los tuyos. Eso es lo importante. El resto, lo urgente, debe esperar.

Un beso,

pekeña dijo...

woooraaale!!!

yo no sabia esta historia, pero resultó muy interesante

es bueno aprender cada día!!!

saluditos!!!

PD:ya me llevé mi premio!!

thousandfairytales dijo...

HOLA KORASONSITO!!! XD

Me ha ido bien, ya kontaré mejor, que luego tengo que volver! =D

El texto fantástiko! A mí me viene muy bien un poko (o un mucho) de cultura.

Los pekes son tan tiernos... A mí me han enamorao 2 "miniguiris" supergraciosas jejejé.

Lo importante de la VIDA, élla misma...
porti
A la noche cuento mejor.
MIL BESOOOOS XD!!!

Elena dijo...

Me ha encantado tu post de hoy, es muy curioso lo de los templarios, no tenía ni idea. Y bueno, lo de enamorarse de la vida, ha sido precioso.

Gracias!;-)

Any dijo...

Wooo, qué de información :)

Y por cierto, mira bien en la barra en la que pongo los premios. Recogido está ;)

Biquiños.

Winnie0 dijo...

¡Qué entrada más interesante y qué bonitos los párrafos finales!. No creo en los viernes ni en los martes 13; creo en las Personas conmayúsculas y en las circunstancias.
Me llena de vida ver a mis sobrinos...eso no tiene precio ni día ni numero ni color. Besos enormes. Me ha encantado.

Minerva dijo...

Bonita historia, conocía algo, pero no tan completo.
Lo importante de la vida, es ella en sí misma. Tenemos que disfurtarla, vivirla, rodearnos de lo que queremos y de las personas que nos aporten algo, olvidarnos de pequeñeces y vivir! que muchas veces nos olvidamos de ello......Gracias por hacerme pensar y valorar más lo que tengo.
Besos y buen fin de semana para ti también.

◄☼PastelitO☼► dijo...

Que buen post!!!!!!!!!!!!!!1..
Sabes yo me hago las mismas preguntas.....me has hecho pensar linda....ufff...
Besotes...siempre es un placer leerte...y encontar tantas cosas interesantes..

Viviane Moreno dijo...

No conocia la historia, buena la información!

Yo sé que en esa fecha muchas personas quedán con las supersticiones...Yo no creo, para me es un dia como cualquier otro...jejejeje

Un beso

estoy_viva dijo...

Vengo de la casa de Tito y me ha gustado mucho tu post.
Creo que perdemos muchos valores cuando nos hacemos adultos, nos importa mas lo material, adquirir mas mas cosas, cuando la realidad es que no sabemos disfrutar de una luna llena, de mirar el mar, de escalar una montaña, oir el sonido de los pajaros, oirte a ti misma.... el trece tambien me gusta, no soy superticiosa,,,,perdon me enrolle mucho.
Me gusto tu blog volvere a visitarte porque es un placer

Summer dijo...

Creo que podriamos empezar con contestar lo que no importa, jejejeje. Esta mas facil eso no?

MI HISTORIA... dijo...

Mi madre decía siempre que las fechas que a los demás les parecían de mala suerte a ella le daban buena suerte. Tenía que llevar la contraria la mujer jajaja
Muxuxxxxx