Dulce

Dulce

31 de marzo de 2010

Tras una cordura sosegada

Si cerrará ahora  mismo los ojos, recordaría a la perfección aquel edificio verde de antaño. Recuerdo que era un viejo edificio haciendo esquina con la casa de mis ancestros. Su puerta agrietada cuyo color "bosque" le hacía diferente respecto al resto del edificio.

Y aún creo recordar la odisea que era "colarse" en ese edificio, pues su escalón más bien, parecía el "Mulhacen" para esas cortas pero largas piernas de esa silueta cabril, de tanto solo 6 años.

Cuando ya había conseguido adentrarme en él, me quedaba por superar un tramo aún más difícil, ya que si el primer escalón, me parecía el Mulhacén, los siguientes escalones no tenían que envidiar  al "Himalaya", me acuerdo que en más de una ocasión, mi hermano debía de empujarme para adelantar mi subida al Everest de ese edificio.

La  llegada a la cima deseada, era celebrada con pequeños brincos alrededor de esa mesa de hierro cuyos dueños absolutos eran una chica sonriente y un ordenador cuya pantalla verde se apoderaba una vez más no solo de miles de miradas si no del procesador de antaño.

Y fue en ese edificio, donde viví junto a mi padre y hermano, unas de las experiencias mas inolvidables de mi vida, ya que las noches se volvían un tanto crueles pues debíamos acomodarnos tres personas para dormir en una cama nido y aunque siempre me tocaba en medio, disfrutaba dando la lata hasta que conseguía coger ese deseado sueño.

Con el paso del tiempo, ese edificio se quedo pequeño, y trasladaron todo su interior a una inerte y fría nave del Polígono Industrial, según iba pasando el tiempo, me fui adentrando en su interior, dejandome embaucar por su sonrisa, belleza interior  y su magnetismo.

Fue esa nave donde pasé muchisimos veranos, costeándome mis merecidas vacaciones, recuerdo que me encantaba perderme en mil un papel, mientras mi rey , mi hermano, se ponía verdeazuladorojo, con los productos que hacían en aquellas "bañeras".

Cuando la locura me sedujo, me dejé embaucar por esas mesas cómodas, sustitutas de aquellas mesas de hierro de antaño, y fue cuando  el ordenador hizo desaparecer su color verde para dar paso a una gama de color de 32 bits. Pasé largos pero cortos 5 años, entre sus paredes, sus sonrisas, sus secretos y su magnetismo.

Llegó un momento en el cual  quise desmostrar que "podía" salir adelante y fue sin previo aviso cuando decidí cambiar de edificio,adentrandome  en un mundo desconocido y enamoradizo, todo era nuevo o lo mejor de todo, era nueva, inexperta e inocente.

Y aunque siempre me perseguía una dulce pero penetrante melodía suplicandome mi vuelta a ese edificio de antaño, nunca o casi nunca le hacía caso.

Y ha sido ahora  después de 5 años, cuando su melodía se ha vuelto mas fuerte, su sonrisa mas enamoradiza y aunque su interior nada tiene que ver con lo que  viví en antaño, su magnetismo es igual o más fuerte.

Tras estos días de descanso en tierras Murcianas, volveré a ese frió edificio, cuyo renombre responde dulce y cálidamente a "Empresa Familiar".

8 comentarios:

Winnie0 dijo...

Qué bueno niña! Cuando te pones a escribir largo...lo bordas...besos

ODRY dijo...

Nena que manera más bonita de escribir, me ha encantado.

Un besazo

Nunca dejes de sonreir dijo...

-Winnie: :$, me alegro que te guste, disfruta de la luna de Tenerife, eh!.

Un besazo peque.

-Odry: Me alegro que te guste, nena, intenta disfrutar de estos días al lado de tu lucero y de los "demonios", eh! xD.

Un besazo.

DAPHNE dijo...

Precioso escrito cielo , disfruta y se feliz .
Besitos dulces.

Verónica (peke) dijo...

a veces los cambios nos ayudan con el tiempo a ver y apreciar cosas que tuvimos en el pasado y deseamos tenerlas en nuestro presente.

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...

Nunca dejes de sonreir dijo...

-Dapnhe: Me alegro que te guste. Un besazo.

-Veronica (peke): Cierto grado de razón lleva tus palabras, eh!.

Si me lo permites me voy a tomar esa taza de café.

Un besazo

don vito dijo...

hola horizonte, el pasado no existe porque nunca existió....espero tu regreso, buen día, besos

la gata dijo...

Hola guapa
si te apetece, tienes un reto cinéfilo en mi blog.
Que acabes de pasar unas buenas fiestas.
Besos