Dulce

Dulce

24 de mayo de 2017

Dos años despues

Hace casi dos años que entro por estos lares,desde entonces ha sucedido muchas cosas, volví a trabajar a esa empresa inerte que me vio crecer, veo pasar los meses como segundos fuera, parece mentira que se vaya a cumplir dos años de la ultimas palabras aquí.  Sigo amando esos peludos de cuatro y dos patas que me acompañan desde hace tiempo, Mini, Faruck, Gordo, Mowgly, Bety, Bony, Cuco, Nala, Bebe, Pon, Nube.

Tras pensarlo y repensarlo mucho, en unos meses, tendré a una criatura que me haga ver el valor incalculable de una madre. No sé si será niño o niña, ¿ pero acaso importa?....


19 de junio de 2015

Final

Acabo de recibir un SMS tuyo y me ha producido tal indiferencia que es raro en mi. Pienso en aquella época que eras el hombre de mi casa y queda tan lejos. Tu insistencia, tu prepotencia han hecho que me aleje de ti, lo siento por esas dos sobrinas que me distes , pero dadas las circunstancias creo que es lo mejor. Dejar que las cosas se tranquilicen y estemos un tiempo sin hablar de temas personales porque en ese caso tocarías un tema delicado para mi y sintiéndolo mucho aun uniéndonos la sangre paterna-materna, no quiero tenerte de participe.Reconozco que soy algo tozuda e intransigente  pero no tolero que una persona que lo mismo o mas en mayor grado, tenga la osadía de manejarme como una marioneta como lo hace con esa madre que nos vio crecer.


17 de junio de 2015

Desganada

Una nueva tarde se me avecina encima mientras Los Rodriguez intentan animarme y dejar pensar en lo impensable y no parecer la niña exorcista una vez mas.

Sigo desganada y con arranques de llorar como si de Monsterrat Caballé se tratará, miro a un lado veo a mis peludos mirándome con ganas de salir a la calle y yo haciéndome la remolona. No me apetece salir a la calle y cruzarme con nadie, me supone un mundo, algo muy diferente en antaño donde no había manera de que subiera a esa casa que me vio crecer.

El lunes me vio el inspector y me volvió a mandar a casa aunque según él me vio " algo mejor" porque no lloraba tanto. Espero mejorar poco a poco, ya que esta desgana me esta ganando la jugada y ya casi ni me apetece mirar Facebook..

14 de junio de 2015

Sin preguntas

Querido diario, hoy además de ser un día plomizo, también es plomizo mi estado anímico. He cambiado algo de lo que era este blog y de esta manera no darle mas vueltas a la cabeza pero ni aún así. Mañana tengo cita con el inspector y sinceramente no tengo ganas de ir porque me conozco de sobra y me hartare de llorar como si las lagrimas no acabasen.

Esto me hace pensar en una conversación hace meses con un amigo donde me declaraba que si amanecía ya fallecido era mejor porque consideraba que la rutina de su vida le era aburrida y no esperaba mas nada por llegar, en ese momento le rebatí hasta la saciedad sin éxito posible pero al menos le di mi punto de vista. Pero ahora la que no quiere amanecer o le da igual es a mi, lejos quedaron las ganas de seguir peleando, lagrimas se desbordan en mi rostro en cualquier esquina, las circunstancias que rodean el tema de mi padre, esa empresa que nos legó lleno de envidias y odios permanentes, luego la intromisión de ese hermano mío que mas que un apoyo moral y no económico esta resultando un verdadero escollo en mi y en la que era la relación maternal, no contento con no tenerme bajo su yugo quiere que cometa o actúe según sus intereses y eso merma mi estado anímico . Sé que no estoy sola, tengo a mi lado una persona increíble a pesar de ser una cabezona de tomo y lomo, pero ella tiene su percepción y yo la mía. Lejos queda aquella chica que conocisteis hace años capaz de dibujar estrellas fugaces y sonrisas por doquier.

Solo necesito abrazos por doquier y sin preguntas por el momento.


11 de junio de 2015

Sin sentido III

Apenas han pasado unas cuantas horas que dejé de escribir y tengo la imperiosa necesidad de divagar por un momento  en mi mente. Esa mente cerrada en banda ante hechos tan clarividentes como un buen día de sol.
No sé donde quedo aquella chiquilla despierta cuya risa aun llevándose palos seguía inerte en ese rostro. Quizá fueron las circunstancia de la prematura muerte de mi progenitor o en su defecto de la envidia genética de aquellos que anhelaban el moro y solo consiguieron un granito de arena, pero en su camino arrastraron mi fuerza y mis ganas de todo. O quizá fueron esas palabras hirientes acompañadas de hechos de ese individuo llamado hermano mayor, palabras  capaces de mortificar hasta el hielo de la Antártida. Dejé de hacer poesía pegadiza o ñoña porque a ojos de ese personaje eran tonterías, he dejado tantas cosas que no  sé ni por  donde empezar.

Solo sé que mi corazón hay lagrimas a diestro y siniestro.